El póster del fanzine Uhane número 3

El último de los fanzines Uhane incluye una serigrafía de tamaño A3 con el dibujo de Javier Aramburu. Aramburu es un artista gráfico de primera fila famoso por sus creaciones para portadas de discos de los Planetas o Single, entre otros.

Por 7 euros te lo enviamos.

joseramondelamar@yahoo.es

https://py.pl/zlhBraGngs

El dibujo de Javier Aramburu para el fanzine Uhane en la imprenta ETC de Urduliz.

SURFLARI ERNEGATUA – DIARIO GARA –

Gara – 12 de octubre de 2020 – Surflari ernegatua

También aprendí algo. Tomo las referencias que utilizo para escribir artículos lejos, en inglés o francés, en idiomas que no domino del todo, y he comprobado que también hay revistas que tratan esos temas muy cerca de casa. En una carta enviada a GARA, supe de la revista “Uhane”. El remitente se llama Joserra de la Mar y me envió tres ejemplares. Las revistas me parecieron muy interesantes. Entre otros temas, ofrecen una gran cantidad de información sobre la herencia cultural del surf de Hawái y el enfoque Aloha. La verdad es que aprecio el regalo. He aprendido mucho . Pensamiento consciente significa la palabra” Uhane “para los hawaianos. Nosotros no tenemos una palabra similar, pero deberíamos.

A la venta en tiendas físicas :

Librería Izaro, Doctor Areilza, Bilbao

Bolibar, plaza de las Escuelas, Las Arenas.

LOS INICIOS HAWAIANOS DEL SURFING USA

Surfin’ USA:  A Brief History

-Storm Rider North America . Low Presure Limited

por Drew Kampion

Si las islas polinesias de Hawaii son la esencia del surf, California es su personalidad, afirma Kampion en la guía de las olas de Norteamérica.

Puede que Surfin Usa de los Beach Boys cristalizara la cultura surf contemporánea igual que la catalizaron tanto el libro como la película Gidget en los años 50, pero la cultura surf fue sembrada en el continente muchos años antes.

En 1885, tres jóvenes príncipes hawaianos cogieron olas en la bocana del río San Lorenzo en Santa Cruz usando tablas fabricadas con madera de secuoyas de allí. Jonah Kuhio Kalaniana`ole y sus hermanos David Kawananakoa y Edward Keli`iahonui eran sobrinos de la reina Kapi’olani, esposa de Kalakaua.

Acudían a St. Matthew’s Military School sobre las montañas costeras de San Mateo cuando se conviertieron en los prmeros en surferar las olas de California.

Veintidos años después, en la primavera de 1907, un beachboy irlandés-hawaiano de 23 años  fue traído a California por el empresario Henry E. Huntington para mostrar el deporte de los reyes hawaianos a una asombrada manada en Redondo Beach como promoción para la nueva vía de tren de Huntington. que George Freeth disfrutó de una calurosa acogida y se quedó en California para convertirse en el primer socorrista oficial de la costa Pacífica, distinguiéndose por su valor en el invierno de 1908 cuando después de una violenta tormenta zozobró un barco de pesca en South Bay, y rescató a seis pescadores japoneses, ganando la medalla de oro de US life Saving Corps. Freeth murió en el ejercicio del deber después de protagonizar extenuantes salvamentos en condiciones tormentosas en Oceanside, sucumbiendo a la gripe española. Tenía 35 años.

m e n c i o n e s

Aunque igual al final ha salido distinto a cómo se lo expliqué, estoy muy orgulloso y agradecido x que en los tres Uhanes haya cosas de:
Jorge Marqueta
Aitor Mezo
Galactus
Markel Bollar
Hineloa Runetotem
Grace Morales (no pedí permiso)
Austin Granger
Marisubi
Eduardo Bolioli
Helenago
Nora Uhaina
Javier Aramburu
Iratxe Unzueta
Claudia Bahón.
Maribel Aramburu.
Jose Mari Zabala
Lady Distopia
Olaf y Marie.
Hay mucho, tb, seguro, de quienes me mostraron simpatía: Roge de Radio Euskadi, Manolo de Izaro, Adolfo de Bolibar, Tato de Bajamar, Diego de Madrid SurfFFestival, Vicente y Jesús los ferrolanos, Marciano Pizarro, Urbil y Ager y sus grupos.

Y también es alentador que casi cien personas hayan pagado cinco euros por alguno de los tres fanzines.

EDDIE SÍ FUE

EDDIE AIKAU

Intro.-

Creo que era ya 2004 cuando en una de mis secciones de la Surfer Rule, Héores o Villanos (el título no es mío), que firmaba como Michel Patrick (Zugarramurdi), decidí abordar la figura del uno de los mayores iconos del mundo del surf. Eddie Aikau. Pronto apareció unido a la circunstancia de su muerte el proyecto de la Hokulea. Una canoa polinesia que pretendía hacer una travesía hasta Haití pero que naufragó sin superar los límites del archipiélago. Buscando ayuda encontró la muerte Eddie, aunque nunca nadie le vio más. La canoa la fletaba la Polynesian Voyaging Society. Intentar explicar lo que esta gente pretendía en un folio para la revista y poco más de cinco minutos en la radio, se unió a otros disgustos de 2004 que suponen un parón hasta el Sifón 3 de 2015. En Uhane en 2017 entre bromas y veras pude por fin entender y explicar a quien quisiera que el pueblo hawaiano se encontraba en una situación penosa y que vio en una embarcación que navegaba a la manera de sus antepasados un motivo de orgullo como tiempo hacía que no había conocido. Este creo que es el texto para la Surfer Rule.

Edward Ryan Aikau es uno de los principales símbolos del surf. Nació el 4 de Mayo de 1946 en Maui en el seno de una familia hawaiana encabezada por Pop. Pop pronto decidió trasladarse con su familia a Oahu. Con 11 años, Eddie comenzó a hacer surf con una tabla de madera. A los doce años entró en Sunset por primera vez. Bajo el cuidado del patriarca, tanto Clyde, hermano de Eddie que suele visitar Biarritz con frecuencia,  como el propio Eddie dominaron Sunset en los primeros años setenta. Con 20 años hizo un debut extraordinario en Waimea. Se comentan sus sesiones de seis horas en el agua así como que no había ola que rehusara por grande que fuera. Su estilo era el de los hawaianos, pocas concesiones a la galería y simbiosis tranquila con la ola, el tamaño es lo de menos. Se habla incluso de que bajó una ola de 40 pies.  Pese a ser especialista en olas grandes forjó una carrera de surfista profesional. En su carrera destaca el triunfo en el Duke Kahanamoku Classic tres meses antes de morir batiendo a Mark Richards y Wayne Bartholomew. En este certamen fue finalista otras seis veces. El año anterior había terminado duodécimo en la clasificación de la IPS. Prueba de su talla de surfista es que era invitado a las expresion sessions que en aquellos años buscaban en Hawai un sistema de competición libre de estrictas reglas. Eddie compatibilizó su carrera de surfista con su puesto de socorrista en Waimea, en el que demostró también su arrojo y que no había situación por complicada que fuera a la que diera la espalda, tanto que en 1971 fue nombrado socorrista del año.

En 1978, el año de Rabbit, logró un puesto en el Hokule’a, una embarcación de vela y remo fabricada al estilo tradicional de las islas bajo los auspicios de Polynesian Voyaging Society. La asociación buscaba explicar el modo en que 10 millones de millas cuadradas fueron pobladas por los pueblos polinesios y se trataba del segundo proyecto que tenía a la canoa como protagonista y a Tahiti como destino. Este segundo viaje comenzaría el 16 de Marzo cuando el Hokule’a zarpó desde Island Magic en  Honolulu a las seis de la tarde con el propósito de recorrer las 3000 millas que separan Hawai de Tahiti. Un tal Mao fue el patrón de la primera viaje y tal vez se notó su ausencia en esta segunda travesía. Al de seis horas de zarpar, una tormenta hizo volcar al Hokule’a en Molokai Channel teniendo que pasar los tripulantes toda la noche a la deriva. Por la mañana, Eddie se ofreció para intentar llegar a tierra y logró el permiso del patrón. A las 10’30 de la mañana tomó una tabla de diez pies con algo de alimento y un chaleco salvavidas con el propósito de llegar a Lanai a unas doce millas de su situación. No tardó mucho en aparecer un helicóptero que rescató a los quince náufragos. Durante horas, tal vez días, todos esperaban que Eddie apareciera en algún lugar de las islas. Su búsqueda fue infructuosa y su cuerpo nunca apareció.  Desde ese año el 1 de abril es el día de Eddie Aikau en Hawaii.  Y desde hace 16 años se celebra en su honor el Eddie Would Go, el más famoso de los certámenes de olas grandes que congrega en la famosa bahía  a los mejores especialistas del mundo. Sólo se ha podido celebrar en cinco ocasiones pues las olas deben superar los 25 pies.

Favorecen la grandeza actual de la figura de Eddie tanto su trágica muerte como el hecho de que fuera un hawaiano de pura cepa con lo que esto tiene de gancho para el gran público. Que era un verdadero hawaiano lo podemos comprobar en el reportaje de Kimo Hollinger hecho poco antes de la muerte de nuestro héroe que trata sobre una fiesta tradicional ofrecida en la casa de los Aikau. Dice Kimo que los Aikau tomaban de lo occidental tan sólo aquello que les interesaba y que conservaban el espíritu Aloha y todos los elementos de su cultura que los tiempos modernos permitían. Movido por el espíritu Aloha, Eddie siempre estaba dispuesto a ayudar a quien lo necesitara y a afrontar las situaciones difíciles.

Pastiche hawaiano de verano por Eddy Melaza

Elvis dicen que murió en agosto de 1977. A Eddie Aikau lo dieron por muerto los primeros días de abril de 1978, cuando cogió su tabla en busca de ayuda de la tripulación de la Hokulea, que naufragó camino de Tahiti. En realidad Elvis viajó a la isla más pequeña y septentrional de Hawaii, Niihau, donde crían las focas fraile. No pasaron ni ocho lunas cuando vio nadar hasta la orilla al mayor de los Aikau, que había perdido su tabla, y a quien conoció en 1961 cuando rodaba Blue Hawaii y Eddie acababa de llegar a Oahu con su familia desde Maui. Han compartido olas en playas solitarias, parrilladas de abacandos y mojojones y paseos con wahines en canoa hasta que la Hokulea entró el sábado pasado en el puerto Ala Wai de Honolulu tras dar la vuelta al mundo. Pronto se unirán a Paoa, Duke Paoa Kahanamoku, para pescar con el dios Maui, cuyos anzuelos mágicos clavados en el fondo hicieron surgir las islas hawaianas al ser levantados. La canción Alohe Oé es de 1895, obra de la última monarca de Hawaii

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora